ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Domingo, 11 • Junio • 2017

Radar Político

Presidente del PAN, ¿primer preso político del sexenio?


Por: Columna

El capricho de Vadillo Lora ha manchado la imagen del Gobierno del Estado, de la Fiscalía General del Estado y hasta del nuevo sistema de justicia oral.

Bastante avanzada la segunda década del Siglo XXI, resurgen en Yucatán prácticas que se creían extintas en la procuración de justicia, más ahora con el nuevo sistema de justicia.

Como un fantasma del pasado, en estos días ha vuelto por sus fueros la fabricación de expedientes judiciales para inculpar a personajes incómodos del sistema.

Este sistema fue utilizado durante muchos años por el PRI cuando era partido hegemónico y las cárceles se llenaron de presos políticos, y Yucatán no fue la excepción con el caso Chemax, del que quizá ni siquiera muchos panistas se acuerden o sepan que existió.

Hoy, en el año 17 del tercer milenio, ordenados desde la Jefatura del Despacho del Gobernador, se han abierto en la Fiscalía expedientes contra Jesús Pérez Ballote, presidente del Comité Municipal del PAN en Mérida, quien podría convertirse en el primer preso político de la administración de Rolando Zapata Bello.

La forma en que se procede contra el dirigente panista parece un "deja vu" sacado de los cruentos años 70, cuando la represión contra los opositores permitió la fabricación de expendientes, la habilitación de falsos testigos e incluso la compra de conciencias. ¿Les suena familiar lo que ha ocurrido con Roger Moo Mazanilla y el chofer Christopher Guillermo Rubio Herrera?

Pero del otro lado las cosas tampoco están fáciles, pues el llamado "acidogate" se ha convertido en un problema político para la administración de Rolando Zapata Bello, quien este año ha tenido ya suficientes conflictos que seguramente le harán perder posiciones en el escalafón de los mejores gobernadores.

Ya bastante tenía con Uber como para que su Jefe del Despacho le creara un conflicto con el Ayuntamiento de Mérida y con el PAN que mantiene entrampado al Gobierno del Estado.

Los posibles escenarios que se ven en el horizonte son:

  1. Que la Fiscalía declare no ejercicio de acción persecutoria.
  2. Que la PGR atraiga el caso como pidió el senador Roberto Gil Zuarth y se congele el expediente abierto en Yucatán.
  3. Que encarcelen a Pérez Ballote y se convierta en preso político, con todo el costo que esto representa para el Gobierno del Estado.

La más viable sería el segundo escenario, pues el presidente Enrique Peña Nieto tiene buenos acuerdos con el PAN y no los va a exponer por el capricho de un funcionario estatal como Sergio Vadillo. Gil Zuarth anticipó que se propone hacer un escándalo nacional con el caso de Mérida.

Este segundo escenario también representaría un alivio para la Fiscalía, una institución que presume que va muy bien en la aplicación del nuevo sistema penal.

Acerca del autor:

Columna

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados