ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Martes, 1 • Agosto • 2017

Radar Político

Llega al PRI la guerra sucia rumbo al 2018


Por: Columna

El secretario de Desarrollo Social se convierte en blanco de guerra orquestada desde portales de la Ciudad de México, estrategia que parece ser la favorita de fuerzas oscuras que quieren seguir meciendo la cuna.

Las vacaciones de verano han impuesto un marcado descenso en muchas de las actividades cotidianas de los yucatecos, pero lo que parece no descansar es el movimiento político con miras a la sucesión del gobierno estatal, en particular la guerra sucia.

En los últimos días ha arreciado una serie de publicaciones de internet, muchas de ellas desde portales domiciliados en la Ciudad de México, en contra casi exclusivamente del secretario de Desarrollo Social, Mauricio Sahuí Rivero.

Si bien otros integrantes del gabinete estatal han sido blanco de estos ataques, la "cargada" ha sido casi exclusiva contra contra Sahuí Rivero, pues incluso dichas publicaciones se han ensañado con los colaboradores del ex líder del Congreso y ex presidente estatal del PRI.

Muchos se preguntan de dónde proviene esta campaña sucia, y no falta quien sugiera buscar entre los otros aspirantes quién sería el principal beneficiario de estos golpes bajos, tomando en cuenta que las encuestas han puesto a Sahuí Rivero como puntero en la contienda por la sucesión de Rolando Zapata.

Los ataques contra el secretario de Desarrollo Social serían la primera campaña sucia contra un aspirante priista, pues anteriormente fuerzas oscuras ya lo habían hecho pero contra aspirantes de oposición.

El patrón es el mismo que se utilizó en el caso del "ácidogate", es decir, que los ataques provienen desde portales de la Ciudad de México. Al parecer, será la tónica que tendrá la guerra sucia rumbo al 2018.

Aquí lo que llama la atención es que algunos ya empiezan a desesperarse y comienzan a tirar contra quien se interponga en sus propósitos, sin importar que sean del mismo partido.

Hasta el momento el posicionamiento de los aspirantes a la gubernatura se había dado con base en la promoción del trabajo y trayectoria de cada uno, por lo que esta campaña sucia, al menos en el caso del PRI, va contra la unidad de la que recientemente se habló en su asamblea estatal.

En política (y lo saben muy bien quienes promueven las guerras sucias),  el río revuelto siempre termina beneficiando a candidatos mediocres, pues de tanto golpear a los punteros, sino salen fortalecidos, la "línea" acaba por inclinarse hacia los menos malos, hacia los tibios, hacia aquellos que nunca brillarán con luz propia.

Falta ver si Sahuí y los otros aspirantes, que hasta ahora no han respondido con golpes, atentos al principio de unidad, seguirán con la premisa priista de privilegiar la fortaleza y cohesión de su partido por sobre cualquier interés personal, confiando en que los transgresores de esa premisa no tendrán un buen trato en el orden político futuro.

Acerca del autor:

Columna

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados