ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Lunes, 28 • Agosto • 2017

El dato médico

Estresarte puede ayudarte a tener éxito en la escuela, pero...


Investigadores creen que uno de los principales factores que contribuyen al estrés académico es la privación del sueño. Durante un periodo prolongado de tiempo, este estado de alerta elevado puede alterar de forma semipermanente las conexiones neurales en el cerebro y causar serios desordenes psiquiátricos.

Una de las causas más comunes del estrés académico es la ansiedad, según lo informa Ranjita Misra, profesora asociada en el Departamento de Salud y Kinesiología en la Texas A & M University.

La profesora Misra y su estudiante, Michelle McKean, realizaron un estudio encuestando a 249 estudiantes en una universidad del medio oeste de los Estados Unidos. El estudio reportó que la ansiedad, la ineficiencia de la administración del tiempo y una carencia de actividades satisfactorias fuera de la actividades académicas fueron fuertes predictores de este tipo de estrés.

Estrés y motivación

El estrés académico y la ansiedad por alcanzar el éxito no están sorpresivamente, de forma inversa relacionados a las calificaciones de los estudiantes. El estrés académico impide un rendimiento óptimo y requiere tiempo de adaptación más que la preparación para clases o exámenes.

Más sorpresivamente, quizás, es el resultado reportado en "Research in Higher Education" en 2000, el cual mostró que el estrés académico y la ansiedad por alcanzar éxito pueden tener un efecto positivo sobre la motivación. Una explicación convincente de esta relación es que los estudiantes están consientes de que sus niveles de aumento del estrés pueden afectar sus calificaciones finales. Su estrés por lo tanto, puede hacer que estén más motivados para poner tiempo y esfuerzo en compensar el tiempo dedicado a sobrellevar el estrés.

Estudiantes atletas

La participación en actividades atléticas puede ser un intercesor al estrés y la ansiedad. Pero los estudiantes atletas a veces experimentan mayores niveles de estrés y ansiedad debido a la doble demanda de entrenadores y profesores.

A finales de 1990, los investigadores empezaron a reconocer la necesidad de una intervención, especialmente durante el primer año universitario, de acuerdo a Gregory Wilson, profesor asociado de estudios de cinética humana y deportiva en la Universidad de Evansville, Indiana.

Una de las formas más exitosas de intervención es colocar a este tipo de estudiantes en las mismas secciones para sus clases de educación general. El permitir a los atletas compartir experiencias comunes y trabajar en grupos puede ayudarles a adaptarse durante el fundamental primer año universitario.

Privación del sueño

Los investigadores ahora creen que uno de los principales factores que contribuyen al estrés académico es la privación del sueño. Un estudio liderado por Seung-Schik Yoo, un profesor de radiología asociado en la Escuela de Medicina de Harvard y publicado en "Current Biology" en 2007, mostró que tan sólo la privación de sueño es suficiente para que el cerebro emocional se comporte como si un peligro extremo estuviera presente.

Esta reacción hace que se inicien mecanismos de defensa del cuerpo y cause nausea, tensión, palpitaciones del corazón y falta de aliento una característica de estrés psicológico y ansiedad. Durante un periodo prolongado de tiempo, este estado de alerta elevado puede alterar de una forma semi permanente las conexiones neurales en el cerebro y causar serios desordenes psiquiátricos, según lo reporta el profesor Yoo.

Acerca del autor:

Axel García

Estudiante del octavo semestre de medicina en la Universidad Anáhuac Mayab. Ha participado en diversos proyectos sociales y científicos, como 'Un millón de Jovenes por México' y 'Liderato Valoris', 'Nárrame tu historia' y 'Dibuja tu historia de Norte a Sur'.

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados