ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Sábado, 8 • Julio • 2017

Mirada azul

La Prepa 1 volvió a pasar por mi corazón


De golpe recordé (pasar de nuevo por el corazón, raíz latina de la palabra) mis vivencias de bachiller y parece que fue ayer que crucé por primera vez la puerta de la Prepa 1. El reencuentro con dos compañeros de generación fue gratificante.

Dicen por ahí que las casualidades no existen, pero en estos días me tocó volver a pasar por el corazón mis vivencias en la Escuela Preparatoria número 1 de la Uady (Prepa 1 para los amigos).

Y digo volver a pasar por el corazón, porque esa es la raíz latina del verbo recordar, entonces nuestros recuerdos son cosas que volvemos a pasar por el corazón y nos permiten sentirlos como si hubieran sido ayer.

Y sí, parece que fue ayer (pero ya pasaron 30 años) que crucé por primera vez la puerta de la Prepa 1 para presentar mi examen de admisión, y también parece que fue ayer cuando la crucé por segunda vez para enterarme que lo había pasado.

Ya luego la crucé muchas veces más, algunas de ellas de manera furtiva, ya sea por llegar tarde o por introducir la proscrita comida por los conserjes que vigilaban la entrada.

En estos días, luego de 27 años, volví la cruzar la puerta, ahora para entrevistar a la directora administrativa, la psicóloga Gretty Herrera Arceo, con quien me tocó coincidir en segundo grado de nuestra generación (1987-1990).

Al principio hablaba de las casualidades que no existen, pero saliendo de la entrevista me encontré con otro ex compañero de generación, el matemático Carlos Chi, quien se dirigía a impartir clases en un centro de asesorías que está a la vuelta de la Prepa 1.

Y un día antes hablé con mi también ex compañero de generación Jorge Borges, hoy convertido en un gran contador.

Con qué me quedó de todo esto. Mi conclusión es la siguiente: que hay una mano invisible que está moviendo los hilos para que tengamos un reencuentro... o por lo menos para que volvamos a pasar por el corazón esa vivencias juveniles que hace varias décadas forjaron nuestro carácter.

Acerca del autor:

René Duperón

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados