ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Jueves, 24 • Noviembre • 2016

Radar Político

El PRD en Yucatán, a contracorriente de la esperanza ciudadana


Por: Columna

La postura del presidente estatal perredista, Alejandro Cuevas Mena, de no hacer alianzas con el PAN con miras a 2018 denota una gran falta de oficio político.

En un artículo editorial anterior sobre el proceso interno del PAN comentábamos sobre la importancia de tejer fino para lograr las victorias electorales políticas, sobre todo en tiempos turbulentos, donde tanto las encuestadoras, como los liderazgos de opinión y las predicciones de los medios masivos ya están fallando en sus lecturas.

En contraste, ahora pondremos un ejemplo de todo lo contrario, cuando se teje grueso y la mezquindad se convierte en un anticipo de la derrota que viene: tal es el caso, y no sorprende, de la actitud del diputado Alejandro Cuevas Mena, presidente del Partido de la Revolución Democrática, quien declaró que su partido no hará alianzas con el PAN de cara el proceso electoral de 2018.

¡Qué falta de oficio político! Cuevas Mena no parece advertir las nuevas realidades de su partido en la Península de Yucatán y ya no digamos en el plano nacional.

No parece haber aprendido la lección que les dio el expriista Carlos Joaquín González cuando se registró como precandidato del PRD a la gubernatura de Quintana Roo y luego hiciera lo mismo en el Partido Acción Nacional.

Es muy posible que Cuevas Mena no hablara por los integrantes de su partido: por eso la huella del entreguismo se hace visible para todos aquellos rastreadores que ven en su descarada entrega a los brazos del PRI a la Celestina que apuesta al beneficio personal -imagínese lector todo lo que lo que le hayan ofrecido al acaudalado ex diputado federal- en lugar del beneficio de su partido.

Porque si algo queda claro es que de los comicios recientes hay una lección más terrible para la partidocracia: ninguna fuerza por sí sola puede ganar la Presidencia.

Lo saben en el PRI, lo tienen claro en el PAN, lo declaran en el PRD y lo asumen en Morena, donde Andrés Manuel López Obrador ya le abrió la puerta a la posibilidad de sumar a los perredistas que antes dijo despreciar.

Cuevas Mena asume pues, una postura que hoy, va en franca contradicción con las tendencias políticas ¿Tendrán las élites la capacidad de inducir las preferencias electorales de una sociedad plural, que sabe del voto de castigo y es proclive a la alternancia?

El reto del PRD y el PAN en Yucatán es construir las alianzas con mayor viabilidad de triunfo en las elecciones. Para el PRI y su representante, Carlos Pavón Flores, la tarea es doble: hacer una coalición potente y evitar que la fórmula PAN-PRD prospere en 2018 en municipios como Valladolid, Progreso, Mérida, y otros bastiones que les fueron arrebatados o defendidos por la oposición.  La respuesta dependerá de la oposición.

¿Qué intereses defenderá el diputado Alejandro Cuevas Mena en el PRD? Hay dos caminos: ir por los ciudadanos o conformarse con pactos inconfesables. Aliarse con la gente o negociar con el poder. Pero Cuevas Mena ya se descaró, y eligió la segunda opción: ya veremos los frutos de esta precipitada decisión.

Acerca del autor:

Columna

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados