ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Lunes, 14 • Agosto • 2017

El dato médico

La neumonía, el mayor enemigo de los niños en verano


La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección mediante sus defensas naturales, pero los niños inmunodeprimidos presentan un mayor riesgo de contraer neumonía.

La neumonía, la diarrea y la fiebre son las tres enfermedades que más hospitalizaciones provocaron en 2016 y primer semestre de 2017.

Dentro de las enfermedades que encabezaron la lista de ingresos hospitalarios se encuentran también algunas asociadas con el estilo de vida y la alimentación, como los trastornos de la vesícula biliar, vías biliares y páncreas y la diabetes.

Estas enfermedades afectan en su mayoría a niños menores de cinco años y en especial a menores de dos años o lactantes.

La especialista señaló que los principales factores que inciden en la proliferación de estas enfermedades se asocian al entorno familiar, la exposición al humo de leña o cigarro y otros factores ambientales y epidemiológicos, como el período lluvioso que provoca que incrementen los casos de enfermedades respiratorias y digestivas.

Con las hospitalizaciones los médicos pretenden disminuir las complicaciones propias que puedan provocar el fallecimiento del niño.

Es por eso que las principales recomendaciones para los padres de familia son evitar medicar a los niños sin consulta médica y asistir a la unidad de salud más cercana en el menor tiempo posible, sugirió la pediatra.

La Secretaría de Salud también detalla que la fiebre por dengue afectó a más de 15 mil personas y se posicionó como la tercera causa de hospitalización, además de los trastornos de la vesícula biliar, vías biliares y páncreas y la diabetes.

Respecto a las hospitalizaciones por diabetes, la SSY también reportó que un total de 9,621 personas fueron internadas por diabetes mellitus
Para prevenir estos trastornos la SSY aconseja impulsar la actividad física y mantener una dieta saludable, en la que se incluya principalmente las frutas, vegetales, agua y jugos naturales; y que limite el consumo de gaseosas, carnes rojas, sales y azúcares.

Factores de riesgo

La mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección mediante sus defensas naturales, pero los niños inmunodeprimidos presentan un mayor riesgo de contraer neumonía. El sistema inmunitario del niño puede debilitarse por malnutrición o desnutrición, sobre todo en lactantes no alimentados exclusivamente con leche materna.

La presencia previa de enfermedades como sarampión o infecciones de VIH asintomáticas también aumentan el riesgo de que un niño contraiga neumonía.

Los factores ambientales siguientes también aumentan la susceptibilidad de los niños a la neumonía:

  • la contaminación del aire interior ocasionada por el uso de biomasa (como leña o excrementos) como combustible para cocinar o calentar el hogar;
  • vivir en hogares hacinados;
  • el consumo de tabaco por los padres.

Tratamiento

La neumonía causada por bacterias puede tratarse con antibióticos. El antibiótico de elección es la amoxicilina en comprimidos dispersables.
La mayoría de los casos de neumonía requieren antibióticos por vía oral los cuales suelen recetarse en centros de salud. Estos casos también pueden ser diagnosticados y tratados con antibióticos orales baratos a nivel comunitario por los trabajadores de salud comunitarios capacitados. Se recomienda la hospitalización solamente en los casos graves.

Prevención

La prevención de la neumonía infantil es un componente fundamental de toda estrategia para reducir la mortalidad infantil. La inmunización contra la Hib, neumococos, sarampión y tos ferina es la forma más eficaz de prevenir la neumonía.

Una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida; además de prevenir eficazmente la neumonía, reduce la duración de la enfermedad.

También puede reducirse el número de niños que contraen neumonía corrigiendo factores ambientales como la contaminación del aire interior (por ejemplo, proporcionando cocinas de interior limpias a precios asequibles) y fomentando una higiene correcta en hogares hacinados.

A los niños infectados con el VIH se les administra el antibiótico cotrimoxazol diariamente para reducir el riesgo de que contraigan neumonía.

Costos económicos

Se calcula que el costo de tratar con antibióticos a todos los niños enfermos de neumonía en 66 de los "países de la cuenta regresiva para 2015 con respecto a la supervivencia materna, neonatal e infantil" es de US$ 109 millones al año. Esta cifra incluye los antibióticos en sí mismos y las pruebas necesarias para establecer el diagnóstico de neumonía.

Acerca del autor:

Axel García

Estudiante del octavo semestre de medicina en la Universidad Anáhuac Mayab. Ha participado en diversos proyectos sociales y científicos, como 'Un millón de Jovenes por México' y 'Liderato Valoris', 'Nárrame tu historia' y 'Dibuja tu historia de Norte a Sur'.

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados