ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO OPINIÓN     Lunes, 18 • Septiembre • 2017

Mirada azul

En el Iepac, al estilo Maluma, 'felices los cuatro'


En el consejo electoral se reparten las cuotas y las prebendas, para que al final sean felices los cuatro: la presidenta María de Lourdes Rosas Moya, los consejeros, representantes de partidos 'alineados' y los beneficiados de ascensos que rayan en nepotismo y otras ilegalidades. En los ciudadanos está decidir si dejamos que lo hagan otro rato.

Al estilo reggaeton, en el consejo electoral se reparten las cuotas y las prebendas, para que al final sean felices los cuatro: la presidenta María de Lourdes Rosas Moya, los consejeros, algunos representantes de partidos políticos y los beneficiados de ascensos que rayan en el nepotismo y otras ilegalidades.

Y es que son tal para cual, como dice la canción del colombiano Maluma, y tampoco les importa el que dirán.

Como auténtica mafia electoral, así funcionan las actuales autoridades electorales, y se han convertido en un árbitro que podría ser descalificado por coludirse para la comisión de delitos graves.

Lo anterior consta en actas donde la presidenta del Iepac propone y aprueba junto con los demás consejeros una lista de ascensos sabiendo de antemano que había una ilegalidad, porque entre los beneficiados estaba una hermana de una consejera.

De acuerdo con fuentes cercanas al consejo electoral, no sería la única irregularidad que se ha presentado en el Iepac, un árbitro electoral al que partidos como Movimiento Ciudadano acusa de ser demasiado tibio para sancionar actos anticipados de campaña.

A decir del diputado Rogerio Castro Vázquez, quien hoy presentará al mediodía una denuncia ante la Fiscalía y la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, desde que llegaron los actuales consejeros electorales han ocurrido una serie de ilegalidades que involucran a la presidenta Rosas Moya, a los consejeros y a los representantes de partidos políticos "alineados" con esta mafia electoral.

A ellos agregamos a los beneficiados para completar el cuadro y que sean felices los cuatro disponiendo a diestra y siniestra de recursos públicos, es decir, de los ciudadanos, asignándose jugosos sueldos e insultantes finiquitos.

Está nosotros decidir si dejamos que lo hagan otro rato.

Acerca del autor:

René Duperón

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados