ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Lunes, 19 • Junio • 2017

Sabemos más del atolón de Bob Esponja que del Arrecife Alacranes


En el Parque Marino Arrecife Alacranes prevalece un subregistro de especies marinas, lamentan especialistas.

En el Parque Marino Arrecife Alacranes prevalece un subregistro de especies que habitan este sistema natural, afirmó el especialista Fernando Díaz Márquez.

Asimismo, resaltó que a pesar de la importancia del lugar, lamentó la falta de especialistas mexicanos para realizar este tipo de estudios.

Destacó la necesidad de un conocimiento especializado para la identificación de la flora y fauna que vive en lo que es el arrecife así como en la zona costera, y en los alrededores.

Esponjas, briozoarios, hidrozoarios, anémonas, crustáceos, equinodermos y ascidias son algunos de los grupos de invertebrados marinos que habitan las zonas arrecifales y costeras, pero sólo algunos ya fueron identificados.

Diversos son los motivos por los cuales prevalece el subregistro, que va desde la falta de expertos así como las características de las especies que cohabitan estos sistemas naturales.

"Mientras algunos pueden ser observados a simple vista, como las esponjas y las anémonas, otros, por su pequeño tamaño o sus hábitos crípticos, pueden pasar desapercibidos, como los briozoarios", acotó.

El especialista del Campus Sisal de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) destacó la importancia de formar investigadores mexicanos especializados en el estudio de los sistemas de vida arrecifal.

"Al contar con expertos se fortalecen las colecciones nacionales, se actualizan los inventarios de especies y se contribuye a generar una base de datos sobre la diversidad de estos grupos en el Sur del Golfo de México", subrayó.

Por lo pronto, dijo, ya se estableció la asociación de Biodiversidad Marina de Yucatán (BDMY), que es un grupo de investigación multidisciplinario fundado oficialmente en 2015 por académicos de diversas instituciones del país y el extranjero.

Aclaró que su formación se realizó con el financiamiento de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) y del Instituto de Investigación Harte, de Texas, Estados Unidos.

Díaz Márquez comentó que BDMY surgió primeramente como una iniciativa para realizar estudios de ecología en zonas arrecifales del Golfo de México, hace poco más de diez años.

Comentó que al revisar los inventarios de especies se percató que algunos grupos taxonómicos estaban bien trabajados, pero había otros grupos sobre los que no había información.

"Moluscos y peces estaban bien trabajados, crustáceos relativamente bien, pero al revisar la información disponible sobre taxones menos carismáticas como esponjas, briozoarios, hidrozoarios y ascidias, la información era muy poca", apuntó.

Recordó que uno de los primeros estudios realizados fue la tesis de maestría de Yazmín Ortigoza en torno a los opistobranquios (babosas de mar), uno de los pocos grupos de moluscos que no habían sido estudiados en la península de Yucatán.

A este trabajo se sumó el estudio de especies de crustáceos que habitan en algunas esponjas y ascidias (Ascidiacea), un grupo que nadie había descrito en México.

"Identificamos que había huecos en el conocimiento y de ahí surgió la idea de formar un grupo de trabajo que se dedicara exclusivamente a estos taxones, y la iniciativa se fue haciendo cada vez más grande", comentó.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados