ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Martes, 10 • Enero • 2017

Propondrán que la corrida de toros sea patrimonio cultural


La Unión de Ganaderos de Reses Bravas de la entidad presentará al Congreso del Estado la propuesta, anunció el tesorero de ésta asociación, Julio Arturo Ruiz Dzib.

A finales de este mes, la Unión de Ganaderos de Reses Bravas de la entidad presentarán al Congreso del Estado la propuesta para declarar a la tauromaquia y a la edificación de cosos taurinos como Patrimonio cultural Intangible de Yucatán, anunció el tesorero de asta asociación, Julio Arturo Ruiz Dzib.

Comentó que el año pasado el Poder Legislativo local declaró como Patrimonio Cultural Intangible a la charrería, postura que fue publicada en el diario Oficial del Estado, el 9 de abril de 2016, por lo que se prepara un proyecto para ampliar el ámbito.

Remarcó la importancia de incluir a la tauromaquia, en sus variantes de tradicionales corridas de toros, así como las de promesas, de premios y de cintas.

Al mismo tiempo se debe contemplar al duelo de lazos o ganaderías, la charlotada, el torneo de "caballito de cartón", el baxal-toro, entre otros análogos.

Enunció también que también se debe considerar como Patrimonio Intangible a la edificación de los cosos taurinos, ruedos, káxche o tablados tradicionales que se construyen en las comunidades yucatecas para la realización de las fiestas patronales.

Agregó que todas estas actividades ya fueron declaradas patrimonio en Aguascalientes, Guanajuato y Tlaxcala, entre otras entidades federativas.

Aseveró que algunos grupos ambientalistas declaran indebidamente que se maltrata a los animales, cuando en realidad "lo dicen sin analizar correctamente estos eventos".

"También establecen que el objetivo de los eventos es divertir al público con el maltrato a los animales, pero son apreciaciones falsas, ya que en ningún vaquero, en su sano juicio, se mete a la lazar a un toro para que lastimen a su caballo", acotó.

Resaltó que los eventos antes mencionados, son una competencia de destreza entre el vaquero, su caballo y el ganado de lidia, como se da en otro tipo de competencia que conlleva riesgos".

Destacó la importancia de cambiar el morbo que prevalece, de acudir a una corrida con tal de observar un caballo destripado.

"Detrás de un buen toro hay un buen jinete, que dan un buen espectáculo en la cual no se busca exhibir hechos de sangre", subrayó.

Ruiz Dzib señaló que en el Estado existen unas 800 fiestas patronales, las cuales se realizan en comisarías y subcomisarías, así como en cabeceras municipales.

Incluso, hay cerca de mil vaqueros en tota la entidad, y para tener una cifra exacta, actualmente se realiza un censo.

En cuanto a la postura de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), de impedir el acceso a menores de 15 años de edad, remarcó que hasta el momento no hay ley que lo prohíba, además que los padres de familia los llevan para que también disfruten de la festividad.

"Una tradición se debe de conservar, y es a través de los hijos en la cual se fomenta el interés por su cultura", concluyó.

Noticias relacionadas

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados