ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Domingo, 19 • Marzo • 2017

Pronostican buen tiempo para la visita de Kukulcán y Kin


Se esperan condiciones climatológicas favorables para presenciar en todo su esplendor los fenómenos arqueoastronómicos en Chichén Itzá y Dzibilchaltún.

Las condiciones climáticas previstas para el próximo lunes 20 permitirán a Kukulcán así como a Kin, dios maya del Sol, hacerse presentes para presidir el fenómeno arqueoastronómico del equinoccio de primavera.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que a partir de mañana, domingo 19, un sistema de alta presión predominará sobre el Golfo de México y la zona costera de México y Estados Unidos, lo que impedirá la formación de nubes, y por ende, de lluvias.

La primavera tendrá una calurosa bienvenida, y debido a la situación climática, Kin y Kukulcán dominarán sobre Chaac, dios maya de la lluvia.

Incluso, afortunadamente, tanto mañana como el próximo lunes 20, Ik, dios maya del viento, también se hará presente, permitiendo que ambos días sean frescos y no tan secos como se prevé que para el martes 21 y miércoles 22.

De acuerdo con el SMM, del 20 al 22 de éste mes, "una circulación anticiclónica dominará gran parte del territorio nacional, provocando una importante disminución en el potencial de lluvias".

En este año, el equinoccio de primavera acontecerá el próximo lunes 20, a las 4:28 horas, momento en el cual la Tierra estará totalmente vertical, vista desde el espacio, mientras que para los yucatecos, el Sol saldrá exactamente sobre en el Oriente.

Aún prevalece la creencia popular de que es el 21, dado que es un día de asueto, con motivo al natalicio del Benemérito de las Américas, Benito Juárez García.

En Chichén Itzá, a las 15 horas, se observará la formación del primer triángulo de luz en la alfarda noroeste del Castillo, el cual se proyecta debido a que la luz se filtra entre los dos primeros basamentos de esta estructura precolombina.

A las 17 horas se forma todo el cuerpo serpentino de Kukulcán, con los siete correspondientes triángulos isósceles de luz que se filtran en los nueve basamentos, para luego iluminar la gran cabeza de serpiente emplumada, símbolo del héroe deificado de Mesoamérica.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados