ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Miércoles, 13 • Septiembre • 2017

Doctores de Star Médica vuelven a 'plantar' a la Fiscalía en el caso Fabrizio


En breve se les enviará un citatorio y, en caso de no presentarse a declarar, se girará una orden de presentación y agentes policiacos los llevarían al Ministerio Público para que comparezcan.

Videos

Demandan justicia ante negligencia médica en Star Médica

Padres del bebé Fabrizio demandan justicia y la verdad sobre la muerte de su hijo.

Padres de bebé fallecido acusan a Star Médica

Denuncian que médicos de Star Médica actuaron con negligencia en la atención hospitalaria del pequeño Fabrizio

Por segunda ocasión, directivos y galenos del Star Médica se abstuvieron a acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE), para rendir su declaración sobre la acusación de negligencia médica que costó la vida del bebé Fabrizio Sosa Ávila, de un año de edad.

El director del nosocomio privado, Hugo Boehm Calero, así como los médicos Francisco González Martínez y Willhem Cerón Grajales, se abstuvieron a presentarse ante el Ministerio Público.

Los padres del infante, Santiago Sosa Cerón y Mónica Ávila Rodríguez, interpusieron una denuncia penal, por la muerte de su hijo, quien fue sometido a una sencilla intervención quirúrgica ambulatoria, pero horas después falleció.

Ante la actitud de los especialistas, el titular de la FGE, Ariel Aldecua Kuk, dijo desconocer el motivo por el cual no acudieron al segundo aviso de presentación ante el Ministerio Público.

"Hay mecanismos y derechos que dan la ley y que (los implicados) pudieron utilizar paro no acudir" a rendir su declaración sobre los hechos que les concierne.

En entrevista, expresó que en todo momento, "la Fiscalía actuará en el marco de la ley, por lo que se harán todas las diligencias necesarias para esclarecer el hecho y determinar si hay delito (que perseguir)".

Remarcó que el pasado domingo 10, se notificó a presentarse a la FGE al director del nosocomio particular así como los galenos, sobre quienes pesa una denuncia penal, sin embargo, no acudieron.

Los tres implicados también se abstuvieron a presentarse al segundo citatorio prevista para hoy, martes 12.

Debido a su comportamiento, en los próximos días se les enviará un primer citatorio y en el caso de no acudir, entonces se girará una orden de presentación, por lo que agentes policiacos los llevarían al Ministerio Público, y en todo momento serían custodiados, hasta que rindan su declaración.

En entrevista, Aldecua Kuk explicó que ahora continuarán con los citatorios, ya que "es parte de la integración de la carpeta de investigación, el citar a los involucrados, tanto los directamente involucrados como a cualquier persona que ayude a esclarecer los hechos".

Por ende, garantizó que "se analizarán todos los elementos contenidos en la respectiva carpeta de investigación, y se actuará en el marco de la normatividad", motivo por el cual se abstuvo a adelantarse a los hechos y proporcionar información detallada al respecto.
 
Antecedentes

El 19 de agosto pasado, el infante fue ingresado al Star Medica, a las 9:30 horas se le practicó una operación sencilla ambulatoria, una criptorquidia izquierda, para bajarle un testículo, con una duración de alrededor de hora y media.

Sosa Cerón comentó que un día antes de la intervención quirúrgica, llevaron sus análisis al pediatra neonatólogo junto con las pruebas preoperatorias, y se determinó que era un niño muy sano.

Sin embargo, después de la operación, a las 18 horas, el niño lloraba mucho y sólo quería estar en brazos, pero el cirujano dijo que era normal. Sin embargo, a las 23:30 horas, Fabrizio tenía 38 grados de temperatura, los labios morados y vómitos.

El pediatra pretendió controlar la fiebre con un supositorio y un jarabe, sin prestar atención al resto de los síntomas.

Al día siguiente, después de pasar una noche sin la asistencia médica correcta, el menor de edad tenía el abdomen distendido y el vientre morado, a lo que el cirujano afirmó que los síntomas eran provocados por una bacteria adquirida en la casa familiar.

Posteriormente, ordenó la introducción de tres medicamentos por vía intravenosa, pero el estado de salud del niño empeoró, y al efectuar un ultrasonido se corroboró que sus intestinos estaban inflamados y tenía líquido en el abdomen, el cual era de color café oscuro, por lo que era necesario drenarlo.

El especialista se excusó al manifestar que se debía a la deshidratación, y en un momento dado, el infante se arrancó el catéter y se quedó sin medicamento, además que hacía más de 48 horas estaba en ayunas.

Desafortunadamente, la jefa de enfermeras dio la orden de que no se le ponga suero, por lo que así estuvo por poco más de dos horas.

Luego de dos días sin atención adecuada, falleció en el hospital Star Médica.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados