ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Domingo, 19 • Marzo • 2017

Denuncian abandono del parador turístico de Chichén Itzá


Es la zona arqueológica que capta más recursos en el país, pero sus baños están en deploradores condiciones. 'Es una vergüenza que vean esto los turistas extranjeros', dice Jorge Escalante Bolio, presidente del Cetur.

El presidente del Consejo Empresarial Turístico (Cetur), Jorge Escalante Bolio, pidió al Patronato de las Unidades Culturales y de Servicios Turístios (Cultur), y al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que realicen una inversión urgente en el parador turístico de Chichén Itzá que se encuentra muy abandonado y da vergüenza ante los visitantes extranjeros.

Según dijo, de 10 mingitorios solo sirven cuatro; de 10 tomas de agua para lavarse las manos, solo funcionan cinco, no hay papel higiénico en los baños, y los techos se están cayendo poco a poco a pedazos.

"El edificio no da para tantos turistas, entre nacionales y extranjeros, algunos están parados en el sol, porque nunca las autoridades estatales se preocuparon en agrandar el espacio del recinto", añadió.

Denunció que no hay sala de convenciones porque en su lugar pusieron un local comercial, no hay estancias de descanso porque en su lugar hay otro puesto comercial". La imagen del parador turístico es deprimente", aseguró.

Escalante Bolio insistió en que es vergonzoso que los extranjeros vean las condiciones deplorables de Chichén Itzá, que tomen imágenes de lo mal que está el edificio, "y eso que es una de las nueve Siete Maravillas del Mundo".

"El Gobierno del Estado capta anualmente de 23 a 25 millones de pesos, por hospedaje de turismo extranjero en hoteles de la entidad, somos el segundo lugar nacional en captación de turistas extranjeros, debajo de Teotihuacán, pero el primer lugar en recaudación de recursos, porque Chichén Itzá es más grande que Teotihuacán en infraestructura turística", aseguró.

Escalante Bolio precisó que el Patronato de las Unidades Culturales y de Servicios Turísticos (Cultur) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) también captan ingresos por la visita anual que tiene la zona arqueológica, que cada año tiene diferente tarifa de entrada, y no invierten un solo peso en remodelar el edificio del parador turístico.
 
"Otra vergüenza es que los artesanos y comerciantes cada vez son más, ocupan varios espacios en la zona, acosan, molestan, fastidian a los extranjeros, y ni Cultur ni el INAH se preocupan por desalojarlos del sitio", denunció.
Noticias relacionadas

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados