ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Lunes, 19 • Junio • 2017

Cráter de Chicxulub sigue asombrando a la comunidad científica


Rocas que estaban a 20 kilómetros de profundidad ahora forman parte del anillo de picos que se originó a consecuencia del gran impacto.

Foto: visualphotos.com
Reciente hallazgo obtenido del Cráter de Chicxulub asombra a la comunidad científica, afirmó el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Jaime Urrutia Fucugauchi, al revelar que rocas que estaban a 20 kilómetros de profundidad ahora forman parte del anillo de picos que se originó a consecuencia del gran impacto.

Resaltó los resultados que se dan con la continuidad del estudio así como de este nuevo descubrimiento, recientemente presentado durante una reunión de expertos efectuada en Estados Unidos.

Indicó que con esta evidencia, se desechan numerosas teorías relacionadas con la formación de estas cicatrices.

Entrevistado en la Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), destacó el logro obtenido con la Expedición 364 Cráter de Chicxulub, que consistió en la perforación de un sitio en la plataforma continental de Yucatán, efectuada en 2016.

"La expedición resultó exitosa y permitió recuperar más de mil 350 metros de núcleo del anillo de picos", estructura rocosa que está en el interior del cráter y que se formó al momento de que el asteroide impactó en lo que hoy es la Península de Yucatán, que en aquel entonces estaba debajo del mar.

"Los anillos de picos son visibles en muchos de los cráteres de la Luna, pero aquí en la Tierra el único que los preserva es Chicxulub. Entonces fue un blanco interesante porque nos permite ahora amarrar mejor los modelos de formación de cráteres complejos del tipo de anillo de picos", apuntó.

Urrutia Fucugauchi definió el anillo de picos como cadenas montañosas que forman una circunferencia así como estructuras que caracterizan los cráteres grandes en la Luna y en otros cuerpos del sistema solar.

Comentó que existen varios modelos para explicar su formación, y uno de ellos propone que la interacción de materiales de diferentes fuentes, principalmente de la parte central y de las orillas, las cuales se juntan para producir estas elevaciones.

Otro modelo indica que la formación se debe a un proceso interno de rebote cuando se produjo la excavación y el agujero profundo, por lo que el anillo de picos estaría conformado por rocas que provienen de más de 20 kilómetros de la corteza inferior.

"Lo que encontramos, para sorpresa nuestra, fue que debajo de la zona que perforamos están rocas de la corteza inferior, lo que nos indica que el soporte del anillo está a esa profundidad, dado por el tipo de material que se elevó, lo que permite discriminar otros modelos que estaban propuestos", acotó.

El investigador mexicano indicó que el Cráter de Chicxulub es el mejor conservado en el registro del planeta y el más reciente entre las cicatrices de grandes dimensiones.

Indicó que su formación se vincula con el impacto de un asteroide de alrededor de 12 kilómetros que afectó el sistema climático y el ambiente a nivel global, provocando la extinción de alrededor de 75 por ciento de las especies, incluidos los dinosaurios.

Urrutia Fucugauchi señaló que está cubierto por casi un kilómetro de roca en la parte central, por lo que la única forma mediante la que se puede obtener el material para realizar los análisis en laboratorio es a través del programa de perforación con recuperación de lo que se conoce como núcleos, que son cilindros de roca.

"Esto tiene costos altos. Los métodos que se usan son los mismos que en la industria petrolera, pero para fines académicos es un poco más complicado", acotó el especialista del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Agregó que en los diversos programas de perforación ya se logró 13 pozos y se tiene más de seis mil metros de núcleos para estudio, el cual es compartido con los grupos en otros países.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados