ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Sábado, 23 • Julio • 2016

Cae otro mito: el espelón tampoco es yucateco


Es un frijol de origen africano y fue traído a la Península por los españoles. Los ibes, que han sido desplazados, sí son originarios de la región.

¿Qué yucateco no ha comido un rico espelón con puerco o unos tamalitos y, todavía mejor, un pib de espelón para los días de finados?

Se le considera el frijol maya por excelencia, pero a diferencia de los ibes, el espelón no es yucateco ni de origen maya.

El espelón, revela la doctora Carmen Salazar Gómez Varela, coordinadora de la licenciatura en Biología de la Uady, es africano y posiblemente fue traído a la Península de Yucatán por los españoles.

En cambio los ibes, indica la también investigadora del CICY, sí fueron domesticados por los mayas en la Península de Yucatán o muy cerca de ella.

Junto con el maíz, la calabaza y el chile, los ibes fueron parte de la alimentación base del pueblo maya precolombino.

Desafortunadamente, hoy el frijol maya y otras especies de frijoles nativas han sido desplazadas por el frijol negro, que incluso en ocasiones se tiene que importar.

Hasta el siglo pasado existían en la región más de 10 variedades de ibes, pero en la actualidad ya sólo se conservan dos: los blancos y los rojos.

Incluso el espelón ha desplazado a los ibes y ha tomado carta de naturalización en Yucatán, a tal grado que se olvida que fue un alimento introducido por los conquistadores, como muchos de los elementos de la cocina yucateca.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados