ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Viernes, 19 • Mayo • 2017

El infortunio separó a dos hermanos; hoy quieren reencontrarse


Radicada en Cozumel, Karina Solís busca a su hermano al que sus padrinos trajeron a Mérida para crecerlo como un hijo, tras la muerte de la madre de los hmermanos, en ese entonces de uno y dos años.

Hace 35 años, el infortunio separó a dos hermanos, y aunque ambos radican en la Península de Yucatán, se perdieron la pista desde entonces.

Karina Solís Gómez tenía un año y su hermanos Carlos Leonardo dos cuando su madre Angélica Solís Gómez falleció, y desde entonces los padrinos de Carlos se hicieron cargo de él.

El matrimonio formado por los esposos Esteban Tut y Gilda Isabel Canché, padrinos de bautizo del niño, lo adoptaron y crecieron como un hijo. Actualmente debe tener 37 años.

Su hermana Karina, quien radica en Cozumel, lo ha estado buscando desde hace un tiempo.

Hace poco llegó a Mérida, porque sabe que aquí vivían los padrinos de Carlos y estuvo rastreándolos. Fue a la Catedral y ahí pudo obtener una copia de la constancia de bautizo de Carlos.

"No sé si le hayan cambiado el nombre y apellido a mi hermano, pero mi mayor deseo en la vida es conocerlo", indica Karina en entrevista vía telefónica para Yucatán Ahora.

Tras la muerte de la madre, los hermanos crecieron separados. Carlos se quedó en Mérida y a Karina se la llevaron a Baca unos familiares, donde creció y ahora vive en Cozumel.

Pone a disposición el teléfono 9878 006921 para recibir informes. También ha publicado el caso en cuentas de redes sociales de Mérida, con la esperanza de reencontrar a su hermano, quien es su único familiar.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados